lápiz vs marcador

Ventajas de lápiz sobre el marcador en el desarrollo de los niños.

1. el lápiz desarrolla mas la coordinación, porque necesita mas control. El lápiz no escribe en todas las posición, mientra que el marcador, aun muy inclinado, deja su linea.
2. el lápiz es mas creativo porque permite diferente intensidades. Por ejemplo un marcador rojo no permite hacer rojo fuerte, rojo ligero, rojo muy ligero,… Solo tiene ROJO.
3. el lápiz te ofrece un mundo mas grande. Con el lápiz se puede crear nuevas tonalidades superponiendo colores. Con el marcador la mezcla se hace una sola vez, no hay gradaciones y si se sigue superponiendo lineas se hace un agujero negro en el papel.
4. El lápiz estimula el autoestima. En principio el lápiz es mas difícil, porque necesita mas coordinación y las primeras lineas salen inciertas. Mientra el marcador te da al primer intento su color lleno. Un niño tardará mas en tener su primera satisfacción con el lápiz, pero será algo que ha conseguido solo y por esto es un logro genuino que tiene mucho mas valor.

Aquí una pagina donde una profesora habla sobre lapices y marcadores (pagina en ingles).
Aqui otro articulo interesante sobre el desarrollo motor fino.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailby feather
Un comentario en “lápiz vs marcador
  1. Rocio dice:

    Me parece muy interesante, no me había fijado en algo asi, pero me identifico con los planteamientos, porque cuando era niña y dibujaba, prefería los marcadores porque no era buena dibujando segun mi madre y asi me quitaba de la necesidad de hacer resaltar o imprimirle personalidad al dibujo, solo los colores que daba cada marcador, poco esfuerzo y terminaba, asi sentia que las criticas serian menos severas por parte de mi progenitora.
    Veia con admiracion los dibujos de otros comañeritos de clases que hacian bellezas con sus creyones (lapices de colores), como sabian el nombre de cada color y el numero, habian dibujos muy hermosos y ellos orgullosos de sus obras. yo trataba de cumplir con el dibujo de mis deberes y esquivar las criticas que como te dije vendrisn de mi madre.
    Pero un dia, la profesora nos pidió que hiciéramos un dibujo para la subdirectora del colegio, la Hermana Alicia, una monja tarbesiana, que es una congregacion francesa, a la cual pertenecía mi colegio.
    Se nos pidio dibujar en clases y sacar nuestras cajas de lapices de colores.
    La mía estaba casi nueva, algunos ni les había sacado punta nunca, hice varios intentos, no sabia que dibujar, intente una casita, algo parecido al colegio, un arbol, pero todo me salia, feo, segun mi criterio, me sudaban las manos y eso arruinaba mas la presencia de mi dibujo:
    Vi que una compañera dibujaba una muñequita y siempre le salian preciosas y lo intente, intente copiar esa muñeca y me salio fatal, desproporcionada, un horror, tenia muchas ganas de llorar y para colmo la maestra nos indicaba el fin del tiempo para entregar los dibujos. Asi que le escribi una nota a la Hermana Alicia era algo asi: Querida Hermana Alicia, perdone lo feo que es mi dibujo, pero no se dibujar, quisiera darle algo mas bonito para desearle feliz cumpleaños y que sienta el cariño que le tengo, pero no lo logro y solo me salen dibujos feos, no quiero que piense que no la quiero, es que no se hacerlo mejor, me gustaría dibujarle un ramo de flores para que adornaran su despacho y al verlo creyeran que sonde verdad pero no puedo, asi que le pido perdon y le deseo Feliz cumpleaños, con amor. Rocio, segundo grado A.
    Pasaron unos días y la hermana fue al salón de clases a darnos las gracias, me llamaron luego a la dirección y me dio mucho miedo, solo llaman a la dirección a los niños que se portan mal. Estab ahi sonriendo y me dijo que era el ragalo mas bonito que le habian dado, que dibujara, que pintara con mis colores, porque si pintaba igual que como tenia mis sentimientos aunque para mis ojos fuese diferente o no tan bonito como los dibujos de mis compañeritos, la verdad es que eran dibujos llenos de amor. Que agarrara lápiz y papel y escribiera, que escribiera mucho, siempre porque tenia mucho que decir y amor que transmitir.
    Depues me invitaron a que fuese parte del periodico escolar y con ocho años, empece a escribir y eso si, siempre a lapiz, por exigencia de las monjas.
    Mas tarde, la hermana Alicia coincidió con mi padre en el trabajo de este y le dijo que era una niña especial, que le había dado el mejor regalo que había recibido en años y que tenia que estar orgulloso de mi.
    Mi padre, estaba feliz y me lo contó cuando me fue a buscar al colegio y me pregunto que le escribí, me dio verguenza contarle, posteriormente la monja se lo diría, y un día mi padre llego a casa con la caja de lapices de colores mas grande que vendían en esa época en mi país, eran 100 colores de Berol Prismacolor y me dijo que dibujara, mis dibujos seguían siendo feos jajaja, entonces calcaba, pero le podía dar tonalidades, elegir mas, mezclar y todo lo que extraordinariamente comentas en tu articulo.
    Le di tantos dibujos a mi padre que no tenia espacio donde ponerlo pero siempre estaban en lugares especiales y fui creciendo y mis dibujos siempre estuvieron en su habitación:
    Ya de adolescente me enfrente al carboncillo, el claroscuro, que me fascina, las temperas, acuarelas, pinturas de aceite, sin muchos éxito, y el dibujo tecnico y su pètrificante proyeccion ortogonal que me hacia sudar nuevamente las manos, pero mi padre me decía has lo mejor que puedas y ya esta.
    Los lapices de colores ayudan a dejar volar la imaginación, a no encorsetarnos en un color determinado, a plasmar sentimientos, a ser libres y no simplemente correctos, nos hacen creativos y seguros de nosotros mismos.

    Gracias por este articulo que me ha permitido ver lo que para mi significan los maravillosos lapices de colores con los que hoy simbolicamente eligo pintar mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*